Vida Saludable

¿Te atreves con un plan Detox?

Plan Dieta Detox
Escrito por David Pinazo

Con la llegada de la primavera y, ya pronto verano, empezamos a imaginarnos nuestras vacaciones y, con ello, en lucir nuestro cuerpo debajo del sol. Y es aquí cuando, de repente, todos nos sumamos a la famosa operación bikini debido a los excesos de comida que hemos “disfrutado” durante el largo invierno.

Es cierto que llevar una vida saludable es todo un reto, y prueba de superación para algunos, pero quizás la clave está en no obsesionarse, escuchar a nuestro cuerpo y deleitarle con placeres naturales. Y te preguntarás qué significa esto… Simplemente es cuestión de reeducar nuestros hábitos alimentarios con alimentos que ofrezcan a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios para una jornada completa.

Así pues, posiblemente habréis escuchado en alguna ocasión la palabra Detox, muy de moda entre los colectivos que siguen una vida saludable sobre todo raw, macrobiótica, vegan y celebrities.

Emprender un plan Detox significa desintoxicar nuestro cuerpo durante unos días a base de líquidos (licuados, smoothies y/o batidos recién exprimidos) en las diferentes comidas del día.

¿Y qué significa desintoxicar nuestro cuerpo?

Un Detox pretende marcar un antes y un después en nuestra rutina alimentaria y combatir con los alimentos que nos hemos malacostumbrado a consumir (excesos de sal o café, por ejemplo) y que no benefician a nuestro cuerpo ya que son de baja calidad (refinados, empaquetados, altos en azúcar,…).

Desde Mundoikos queremos destacar de nuevo que es muy importante escuchar a nuestro cuerpo y si es tu primer plan Detox plantéate objetivos SMART, es decir, que sean específicos, mesurables, alcanzables, realistas y acotados en el tiempo. Por lo tanto, puedes empezar con un plan de corta duración e ir suprimiendo los alimentos tóxicos de forma progresiva. Una vez decididos cuántos días durará nuestro plan Detox, es el momento de escoger los alimentos que eliminaremos durante estos días, con el objetivo de romper con la dependencia establecida hacia ellos. En Internet podéis encontrar diferentes recetas de vuestros nuevos platos para confeccionar vuestro propio plan Detox.

¿Cuáles son los alimentos ‘tóxicos’?

Los principales alimentos “prohibidos” son la carne, el pescado, la sal, el azúcar, el tabaco, el alcohol, el café, los procesados, los empaquetados y los refinados en general. Así comeríamos a base de frutas y verduras (preferentemente ecológicas) en forma de líquidos: cremas, sopas, licuados, zumos, smoothies y batidos.

Aunque en un principio pueda parecer que estamos apartando todos los alimentos básicos de nuestra dieta, no es así. Existe un sinfín de productos naturales que desconocemos y tendremos la oportunidad de descubrirlos, ya que con su ingesta aportamos todas las vitaminas y minerales de forma directa sin refinamientos. Por ejemplo, el azúcar o dulce lo podemos sustituir por miel, stevia o dátiles. Los procesados por avena, arroz integral, quinoa, centeno o maíz. Y los lácteos pueden ser suplidos por leches y yogures vegetales como almendra o avena.

Pero, tal y como ya hemos comentado, lo ideal es llevar un plan Detox de forma progresiva, es decir, igual que vamos eliminando alimentos, también podemos ir combinando líquidos con sólidos, por ejemplo, cocinados al vapor o al horno. De esta forma evitamos un cambio drástico y nuestro cuerpo se adaptará mejor, ergo, sufrirá menos.

Serán días de cuidado, relajación y, sobre todo, limpieza; lo cual puede influir en nuestras emociones y estados de ánimo.

Nuestras rutinas de ejercicios habrá que dejarlas de lado (si las tenemos), ya que el cuerpo estará más débil y sensible, no estará preparado para sobreesfuerzos. Aunque sí que podemos ofrecerle estiramientos, paseos o ejercicios de meditación que te ayudarán en este reto. Además, también puedes incorporar el agua caliente con limón al levantarte (en ayunas) para digerir y limpiar mejor nuestro sistema.

En definitiva, el objetivo de un plan Detox es el de romper con la dependencia de ciertos alimentos ‘tóxicos’, pero siempre respentando las 5 comidas diarias recomendadas. Dependiendo de la duración y exigencia del plan Detox nuestro cuerpo puede perder peso, pero para evitar un “efecto rebote” o “efecto yo-yo” deberemos recuperar nuestra dieta, también progresivamente, y aprovechar para reducir o eliminar definitvamente alimentos ‘tóxicos’.

Acerca del autor

David Pinazo

Tras una fachada de control y planificación en el trabajo, escondo un fondo inquieto por saber qué crece con el mundo a través de Internet.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies